img-rotate img-rotate img-rotate

Las empresas extranjeras ya poseen 40% de los medicamentos genéricos en Brasil

La participación de las multinacionales en el mercado de genéricos de Brasil triplicó en los últimos dos años, alcanzando 40% del total de ingreso de los laboratorios que actúan en ese segmento en el país. Hace tres años, esa porción era de 12%. “La entrada de la francesa Sanofi-Aventis en 2009, con la compra de la nacional Medley, la farmacéutica más grande de ese sector en el país, elevó expresivamente la parte de capital extranjero en esa área. Con el ingreso de la estadounidense Pfizer (con la compra de 40% del laboratorio Teuto, con posibilidad de tener el control), el peso de las compañías internacionales aumentó”, dijo a Valor Odnir Finotti, presidente de ProGenéricos (Asociación Brasileña de las Industrias de Medicamentos Genéricos).

La venta de remedios genéricos completó diez años en Brasil en 2010. A inicios de la década, las empresas farmacéuticas brasileñas prácticamente dominaban ese mercado, con las multinacionales preocupadas en proteger sus patentes. Hace dos años, la participación de las extranjeras en Brasil alcanzaba el 12%, según Finotti, representadas apenas por Sandoz, brazo de genéricos de la suiza Novartis, y otras compañías de pequeño porte.

El movimiento de consolidación en países emergentes, sobre todo en Brasil, comenzó en los últimos tres años, cuando muchas compañías internacionales redujeron sus carteras de productos de innovación y vieron expirar la patente de medicamentos, campeón de venta (“blockbusters”).

El segmento de genéricos mueve 20% de los volúmenes totales de medicamentos en Brasil y 17% en valor, ó u$s 3.253 millones de los u$s 19.610 millones facturados hasta septiembre pasado (últimos 12 meses), según la consultora IMS Health. En Estados Unidos, los volúmenes de genéricos llegan a 70% del total y en Alemania, a 65%. “En los países desarrollados, la participación de los genéricos crece a tasas menores. En Brasil, tiene mucho espacio para avanzar”, dijo Nilton Paletta, presidente de IMS. “Las multinacionales ven ese segmento como una oportunidad, pero aún es un gran desafío, porque los genéricos son commodities. La disputa es más feroz para quien posee una cartera más grande y precios competitivos”, agregó.

Pfizer decidió ponerse en movimiento, luego de que vencieran este año las patentes de dos de sus principales productos, el Viagra (para disfunción estéril) y Lipitor (colesterol elevado). Hasta el año pasado, la empresa peleaba para quedarse con Neo Química, de Goiás, que terminó en las manos de Hypermarcas. Después concentró sus esfuerzos para incorporar Teuto, del mismo estado. En Estados Unidos, la compañía compró un laboratorio especializado en genéricos de pequeño porte, Greenstone.

EMS, el laboratorio brasileño más grande, situado en Hortolândia (San Pablo), invirtió este año para avanzar en ese segmento, con el lanzamiento de las versiones genéricas y similares del Viagra y del Lipitor. “No creo que sea positivo para el sector que una multinacional tenga la patente y produzca la versión genérica del producto”, afirmó Waldir Eschberger, vicepresidente de mercado del grupo. “Estamos preparados para competir y alcanzar el primer lugar en el ranking de genéricos”, señaló.

Según Nelson Mussolini, vicepresidente ejecutivo del Sindicato de la Industria de Productos Farmacéuticos del Estado de San Pablo (Sindusfarma), lo que contará en adelante en ese mercado será la competitividad de las industrias del sector. “La participación de los genéricos en la venta total de los medicamentos crecerá y alcanzará hasta 50% del volumen en los próximos años. A menos que las grandes nacionales decidan vender su control (EMS, Aché, Eurofarma), las multinacionales avanzarán sobre los laboratorios pequeños y medianos del país”, dijo Mussolini.

Sólo en 2010, la estadounidense Valeant compró dos laboratorios pequeños para crecer en ese sector. Entre abril y mayo, la empresa farmacéutica adquirió Bunker, en la ciudad de San Pablo, y Delta, en Indaiatuba (estado de San Pablo).

Mussolini recordó que los grandes grupos extranjeros también están haciendo ese movimiento fuera de Brasil. Multinacionales, como Teva, están atentas a oportunidades en el país. Las propias empresas nacionales siguen el mismo camino. A pesar de no querer comentar el tema, Mantecorp, de San Pablo, está bajo la lupa. Entre los interesados se encuentra, además de grupos extranjeros, el laboratorio Aché, que podrá asociarse para aumentar la cartera de las dos empresas.

http://www.cronista.com/notas/252582-las-empresas-extranjeras-ya-poseen-40por-ciento-los-medicamentos-genericos-brasil

Contáctenos










































































































































Copyright © Consultores de Guatemala - consultoria y asesoria especializada, auditoria estudio, evaluacion, analisis, dictamen, diagnostico y capacitacion
Consultores Guatemala, Consultoría Guatemala 33-2016
Powered by PlusSouth | PlusSouth.com Simply Smarter. | Consultores Guatemala empresa consultora Guatemala Consultoría Guatemala