img-rotate img-rotate img-rotate

La mayor parte de estudiantes de la ULA tendrá clases hoy pese al paro de 48 horas

A pesar que la convocatoria a un paro de 48 horas, formulada por la Asociación de Profesores de la Universidad de Los Andes (Apula), las y los estudiantes de esta casa de estudios revelaron ayer que los profesores darán clases hoy y mañana para no alargar el semestre.

De las cuatro materias que cursa, la estudiante de Educación Yanmari Peña dijo que tendrá actividades en tres cátedras. “Nos dijeron que las clases estarían normales, no se apegarán al paro. Mañana (hoy) tengo clases de inglés I y fonética”, reveló esta joven.

Si bien se mostró de acuerdo con las reivindicaciones laborales, sostuvo que no le conviene el paro, pues desde el 4 de octubre sólo ha tenido cuatro días de clases; es decir, ha perdido seis días de su calendario. “No nos podemos seguir atrasando”, pidió.

“Vamos a tener clases normales. Mis profesores no acatarán el paro”, respondió Evelín Acevedo, estudiante del 2º semestre de Contaduría Pública, cuando se le preguntó si asistiría a las aulas. “Los profesores dijeron no quieren alargar el semestre. Veré tres materias el viernes (mañana)”, dijo.

Si bien la Universidad de Los Andes (ULA) no acató la orden del Ministerio del Poder Popular para la Educación Universitaria de iniciar actividades el 4 de octubre, con el alegato de la pérdida de clases, y comenzó actividades académicas el 13 de septiembre, algunos estudiantes, como Acevedo, revelan que sólo han tenido dos días de clases en cinco semanas.

Estas son las causas, según Acevedo: “La semana del 13 de septiembre no hubo clases porque no quisieron abrir la Facultad de Humanidades. Luego vinieron las elecciones y, por los disturbios en las residencias Domingo Salazar, tuvimos otra semana sin nada. Hoy es mi segundo día de clases”.

Mileidy Plaza, estudiante del 6º semestre de Economía, ha sido más afortunada, pues desde el 13 de septiembre ha visto dos semanas de clases. “Nos perjudican esos paros; estos dos últimos años ha habido alargue del semestre”, contó.

Rey Guerra, estudiante del 3º semestre de Ingeniería Civil, relató que el semestre pasado, debido a los constantes paros, perdió dos materias, “porque cuando no había clases yo iba y, si no iba, daban clases o el profesor ponía materia vista”. El semestre pasado, que debió terminar a principios de junio, lo alargaron hasta inicios de agosto.
Cómo administrar los recursos

Guillermo Altamar, miembro del movimiento estudiantil Integración Universitaria y activista de la Juventud del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), considera que con este paro convocado por Apula se cercena el derecho constitucional a la educación.

“Es parte del plan macabro y desestabilizador de las autoridades universitarias y Apula. Es inconcebible que Apula proteste por sus reivindicaciones y al mismo tiempo está pensando privatizar el funcionamiento de servicios básicos”, planteó Altamar. Con al huelga se anteponen los intereses de los profesores por encima de los estudiantes.

La administración de los recursos debería ser, según Altamar, de manera pública y no a puerta cerrada. “Pronto consignaremos en la Contraloría la solicitud para auditar la ULA, porque las autoridades han malversado los fondos, sin solventar los problemas medulares de la universidad”.

Para el diputado electo del PSUV, Diógenes Andrade, quien también labora en la ULA, llamar a paro es una actitud irresponsable, pero más irresponsable es que la medida sea apoyada por grupos estudiantiles de derecha. Esta actitud revela, a su juicio, que no hay movimiento estudiantil, sino corporaciones estudiantiles.

“Quiero que la Apula cite sólo a profesores a la marcha del 21 de octubre para ver cuántos irán. Visitemos las aulas de clases para saber cuántos profesores se sumaron al paro”, retó Andrade.

La ULA, para Andrade, se convirtió en un partido político que, a lo interno, realiza acciones conspirativas. “Es importante que se abra un debate”, propuso.
Casi un partido político

Pese a ser agremiado de Apula, Raúl Vidal, profesor de la Facultad de Ciencias Forestales de la ULA, no se sumará a la paralización por una razón: “Si fuese una decisión estrictamente gremialista, acataría el paro, pero la Apula se ha convertido casi en un partido político. No estoy de acuerdo con la actitud politiquera”, reveló.

Para muestra un botón: Luis Loiza, presidente de este gremio, fue hace poco en Mérida representante de la Mesa de la Unidad Democrática y es secretario general del partido Un Nuevo Tiempo en el estado andino.

Vidal se mostró de acuerdo con la exigencia de una buena administración de los recursos universitarios, “pero no estoy de acuerdo con nuestros salarios. Nos tienen subpagados. El Gobierno debería presionar en otras partidas, menos en las salariales”, dijo.

Con 25 años de ejercicio profesional y en el escalafón de profesor agregado, Vidal gana -por 40 horas de trabajo semanal- 3.600 bolívares que, “con las deducciones, se reduce a nada”.

http://www.aporrea.org/educacion/n167525.html

Contáctenos










































































































































Copyright © Consultores de Guatemala - consultoria y asesoria especializada, auditoria estudio, evaluacion, analisis, dictamen, diagnostico y capacitacion
Consultores Guatemala, Consultoría Guatemala 33-2016
Powered by PlusSouth | PlusSouth.com Simply Smarter. | Consultores Guatemala empresa consultora Guatemala Consultoría Guatemala